10 cosas que no sabías de CSI

1.Casi no se hace… CSI originalmente fue presentada a la cadena norteamericana ABC, pero ellos decidieron rechazar el proyecto porque lo consideraron “demasiado confuso para el espectador promedio”. Finalmente, la ficción encontró su hogar en CBS, que sí confió en esta propuesta y recibió como regalo un gran éxito televisivo.

2. ¿Grissom o Scheinbaum? El apellido original de Gil Grissom, en realidad, iba a ser “Scheinbaum”, pero la historia cambió cuando apareció el actor William Petersen. Para el creador de CSI, Anthony Zuiker, el protagonista no iba con ese apellido, por eso junto a él decidieron cambiarlo por “Grissom”. ¿Por qué ese apellido? Como un homenaje a Virgil I. Grissom, piloto y astronauta norteamericano que murió en el incendio del Apolo I a finales de los sesenta, en plena carrera espacial entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Por otra parte, el personaje de Grissom también fue creado a partir del criminalista Daniel Holstein, una celebridad dentro de ese mundo por la que Zuiker, a poco de conocerlo, sintió una gran fascinación.

3. ¡No estoy de acuerdo! Cuando CSI se convirtió en un suceso y aparecieron las series hermanas, Petersen no dudó en mostrar su molestia. El actor se pronunció en contra de la existencia de series paralelas asegurando que una sobreabundancia de productos CSI, tarde o temprano, agotaría el entusiasmo de los espectadores. Pero el negocio de los spin-off jamás se detuvo e incluso hubo dos proyectos que por razones de producción debieron ser cancelados: CSI Londres y CSI Toronto.

4. Caso real. El octavo episodio de la cuarta temporada, titulado After the show, fue escrito a partir de un caso real. La guionista de ese capítulo fue Elizabeth Devine, antigua criminalista que una vez retirada, comenzó a escribir para esta seria y así oficiaba como asesora técnica de CSI. Devine escribió este episodio basándose en un verdadero caso que le tocó resolver en sus años como investigadora.

5. ¡Despedidos! El actor George Eads (Nick Stokes) y la actriz Jorja Fox (Sara Sidle) fueron despedidos en 2003 cuando CBS consideró que ambos estaban demorando la filmación de los nuevos episodios con el objetivo de mejorar sus salarios. Tras complejas estrategias de negociación y varios faltazos a las grabaciones, la situación se hizo insostenible, razón por la cual decidieron despedirlos y a otra cosa. Pero con el orgullo herido de los actores, la señal dio marcha atrás y rápidamente los volvieron a contratar. En un comunicado oficial, se dijo que todo había sido un malentendido. Eso sí: respecto al aumento a ambos les dijeron lo mismo: ¡seguí participando!

6. De protagonista a asesinada. El personaje de Holly Gribbs [Chandra West], una investigadora que aparece en el primer episodio para morir en el segundo, iba a ser una de las protagonistas de la ficción. Pero la historia cambió cuando en los testeos de audiencia, el público dijo no sentir nada de afecto por esa heroína, así que los productores, ni lerdos ni perezosos, decidieron sacarse el problema de encima matando al personaje. De esa manera, surgió como reemplazo la mucho más popular Sara Sidle.

7. John Malkovich casi se suma. El personaje de Ray Langston estuvo muy cerca de caer en otras manos. Antes de confirmar a Laurence Fishburne para el papel, los productores estuvieron muy cerca de cerrar a John Malkovich o Kurt Russell. Este último actor no terminó de mostrar mucho interés, pero Malkovich sí se vio tentado ante la oferta, pero finalmente decidió rechazarla cuando comprendió que no quería comprometerse a calendarios de trabajo que abarcaran unos 10 meses por año (el tiempo en el que se filma una temporada completa). Irónicamente, quienes hicieron dudar al actor fueron el mismo William Petersen (¡protagonista de CSI!) y Gary Sinise (¡protagonista de CSI: New York!), amigos cercanos de John.

8. Otra de Eads. En 2013, el actor que interpreta a Stokes tuvo una fuertísima discusión con una de las guionistas de la serie acerca del rumbo que estaba tomando su personaje. Las diferencias causaron un verdadero revuelo el set. La guionista con la que se enfrentó en ese momento estaba en su octavo mes de embarazo, pero a él eso no le importó y se quejó con los superiores al respecto, amenazando nuevamente con irse de la serie. ¿Cómo terminó todo? El personaje de Stokes fue “transferido” a Quantico por un par de episodios, multa que le significó el ausentarse del histórico capítulo 300 de la serie.

9. Autenticidad. Para enriquecer a su personaje de Catherine Willows, la actriz Marg Helgenberger se puso en contactos con forenses para así poder presenciar autopsias verdaderas.

10. Récord. En marzo, CSI recibió el récord Guinness al convertirse en el drama televisivo emitido simultáneamente en la mayor cantidad de países [logró la marca de 171]. El día elegido fue el 4 de marzo, bautizado como el “Día Mundial CSI”, en conmemoración al decimoquinto aniversario de la serie. Hasta ese momento, el récord lo ostentaba Dr. Who.

Esta noche, a las 22.30, AXN emitirá el capítulo doble que marca el final de CSI.

Publicado:
Marcado:

Dejar un Comentario