Alacranes: dónde se esconden, cómo evitarlos y qué hacer en caso de picadura

Alacranes: dónde se esconden, cómo evitarlos y qué hacer en caso de picadura

Teniendo en cuenta las abundantes precipitaciones de los últimos días a lo largo del territorio provincial, la secretaría de Ambiente elaboró un informe para evitar posibles picaduras de alacrán.

Los escorpiones pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras,) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas) por lo cual se recomienda mantener especial cuidado cuando se examinan lugares oscuros y húmedos.

La especie Tityus trivittatus, muy presente en la Capital de Catamarca, es capaz de reproducirse sin la necesidad del encuentro entre ambos sexos, lo que les da una gran ventaja para lograr multiplicarse en hábitat domésticos. La misma puede ser especialmente peligrosa en niños, con casos fatales en las provincia., ancianos y personas con problemas de salud pre-existentes, como por ejemplo hipertensos, cardiópatas y diabéticos.

¿A dónde se encuentran?

 

Mayormente los alacranes permanecen ocultos debajo de la hojarasca, troncos o piedras. La búsqueda de sus presas se realiza en horas de la noche, momento en el que junto a sus presas son más activos. Pueden sobrevivir largos períodos de ayuno.

También habitan domicilios y alrededores, y generalmente se hallan debajo de escombros, en el interior de grietas, cámaras sépticas, cañerías, desagües y contrapisos.

Es importante resaltar que no atacan al hombre intencionalmente bajo ninguna situación, por cuanto su picadura es siempre accidental y evitable. Todos los alacranes poseen veneno, ya que esto les permite conseguir su alimento.

En caso de picadura, se recomienda capturar y conservar el espécimen en alcohol, para su identificación, las diversas especies de alacranes son importantes para su estudio, por ello se sugiere colectar el espécimen y remitirlo para su identificación a la Dirección de Biodiversidad (pabellón 41 del CAPE).

 

¿Cómo evitar accidentes de escorpionismo?

– Sacudir las prendas de vestir y el calzado antes de vestir o calzar, especialmente si han quedado tiradas en el suelo.

– Revisar ropas, calzados, mochilas, carpas, bolsas de dormir, etc. así como utensilios al regresar de un campamento.

– En las patas de las camas y cuna se pueden colocar frascos de vidrio para evitar el ascenso de los alacranes

– Procurar que las cortinas y cubrecamas en las habitaciones no toquen el suelo, para evitar que los alacranes puedan subir

– Evitar caminar descalzo sobre todo en horas de la noche y en la oscuridad.

– Utilizar mallas metálicas en rejillas de baños, cocinas y desagües pluviales para evitar la entrada de alacranes por las cañerías, en caso de no poder permanecer tapadas. En su defecto se puede reemplazar la malla metálica por una media fina de dama.

– Reparar las grietas en paredes en pisos, paredes y techos.

– No acumular basura, escombros, hojarasca en domicilios y alrededores para reducir la cantidad de insectos que sirven de alimento a escorpiones, como ser grillos, cucarachas, arañas, etc.).

– Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones.

– Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se aplicaran plaguicidas de baja toxicidad (Piretroides) por personal entrenado. Nunca aplicar plaguicidas sin seguir primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención para el ambiente.

 

¿Qué hacer en caso de picadura de alacrán?

– Aplicar compresas frías o hielo en la zona de la picadura. Esto contribuirá a calmar el dolor y producirá vasoconstricción, enlenteciendo la liberación del veneno.

– Utilizar analgésicos si fuese necesario. Si el dolor fuera muy intenso, eventualmente se puede aplicar lidocaína subcutánea en el sitio de la picadura.

– Colocar un acceso venoso y asegurar las medidas generales de sostén cuando sea necesario de acuerdo a la gravedad del cuadro.

– Vigilar la mecánica respiratoria, el estado hemodinámico, el equilibrio hidroelectrolítico y la función renal.

– Evaluar la necesidad de profilaxis antitetánica.

Acciones que deben evitarse

– Apretar o perforar el área de la picadura

– Quemar o aplicar soluciones sobre la misma

– Intentar retirar el veneno con la boca

Los emponzoñamientos o envenenamientos provocados por picadura de escorpiones son eventos potencialmente graves y letales, pero prevenibles y tratables. Si se trata de intoxicaciones agudas, que constituyen una emergencia médica se cuenta con antídoto efectivo.

Tratamiento de picaduras

Ante la confirmación o sospecha de una picadura de escorpión, el paciente debe ser trasladado con urgencia a un centro de salud a fin de realizar la correspondiente evaluación médica para la caracterización de la gravedad del envenenamiento y, si fuese necesaria, la aplicación del anti-veneno específico. En los cuadros clínicos, que por su gravedad requieren la administración de anti-veneno, la aplicación del mismo precozmente antes de transcurridas dos horas desde la picadura se relaciona con un mejor pronóstico.

En la mayoría de los casos, en los que solamente se presentan manifestaciones locales, es suficiente la observación clínica durante un periodo de aproximadamente seis horas y no requieren internación ni utilización de anti-veneno.

Cuando se produce un envenenamiento sistémico (moderado o grave), es necesaria la internación, en unidad de terapia intermedia o intensiva, donde se pueda realizar monitoreo cardiaco continuo y control estricto del medio interno. Es primordial la pronta aplicación del antiveneno.

Dejar un Comentario