Cayeron la actividad y el empleo en la construcción

Golpeada por la caída de la inversión y del gasto público, la construcción, uno de los sectores más sensibles a los cambios en el ciclo económico, acumuló en mayo su cuarta caída interanual consecutiva. Este mal desempeño del sector tiene un impacto directo en el empleo , que también registra cuatro caídas seguidas.

En mayo, según el Indec, la actividad de la construcción cayó 4,6% frente al mismo mes del año pasado. Con este resultado, la caída para el acumulado de los primeros cinco meses del año llegó a 3 por ciento.

La baja en la construcción se explica por una caída casi generalizada entre las distintas ramas del sector. La construcción de “edificios para viviendas” y de “edificios para otros destinos”, que refleja la situación de la actividad privada, registró en mayo caídas interanuales de 5,6 y 3,6%, respectivamente. En tanto, la construcción de “obras viales” y de “otras obras de infraestructura”, dependientes del gasto público, mostró descensos de 4 y 6,5%, respectivamente. La única excepción fueron las construcciones petroleras, que registraron una suba de 4,2 por ciento.

En mayo, según las estimaciones de la consultora Orlando J. Ferreres y Asociados (OJF), la inversión en la construcción registró una caída interanual de 1,9%, “acumulando un retroceso de 0,9% anual en lo que va del año”.

El mal momento de la construcción se traduce en una sensible caída en la cantidad de puestos de trabajo en el sector. De acuerdo con el último informe de coyuntura del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), en abril (último dato disponible) hubo 382.216 puestos de trabajo registrados en el sector, 18.000 menos (o 4,6% menos) que en el mismo mes del año pasado.

“Con los resultados de abril se completan cuatro meses consecutivos de variaciones interanuales de signo negativo [en el empleo registrado]”, resalta el informe del Ieric, que añade que, “adicionalmente, se verifica una aceleración del ritmo de la contracción”. Sin embargo, el informe prevé que “de mantenerse en mayo el nivel actual de ocupación, dicha aceleración no continuaría”.

La caída del empleo en la construcción no se debe sólo a que algunas empresas han recortado su dotación, sino a que varias firmas, directamente, ya no están en actividad. En mayo, según el Ieric, había 17.832 firmas en actividad, 12,2% menos que en el mismo mes del año pasado. El informe resalta que se trata de la primera caída “para un mes de mayo desde el año 2009, cuando en el epicentro de la crisis económica internacional desatada a partir de la quiebra de Lehman Brothers tuvo lugar una merma de 13,3%”.

Si bien las “firmas menos complejas”, como las define el informe, es decir, personas físicas y sociedades de personas, son las que mostraron las caídas más pronunciadas, también descendió el número de sociedades anónimas (-7,9%) y sociedades de responsabilidad limitada (-8,6%). En este contexto, el Ieric resalta que “la cantidad de empresas actualmente en actividad resulta inferior a la del año 2008”.

Los empresarios que participan de la encuesta cualitativa del Indec no se muestran demasiado optimistas. Entre los que se dedican a las obras privadas el 78,3% no esperaba que el nivel de actividad cambiaría en junio, el 17,4% preveía que disminuiría y apenas el 4,3% creía que iba a aumentar. Entre los que se dedican a las obras públicas, el 53,3% no preveía cambios, el 23,4% anticipaba una disminución y el 23,3%, una suba. La caída en la actividad económica, la inestabilidad de los precios y la ausencia de obras públicas son los principales motivos para el pesimismo

 

 

http://andalgalaesnoticia.com.ar/

 

 

Dejar un Comentario