Cristina sobre los fondos buitre: No me van a hacer firmar cualquier cosa amenazándome

 presidenta de la Nación, Cristina Fernández afirmó hoy que la Argentina “no va a caer” en default “porque pagó” sus obligaciones, enfatizó que “no firmará nada que comprometa” a las futuras generaciones y sostuvo que no le interesa la “responsabilidad penal” por las derivaciones del incumplimiento de la clásula RUFO, sino la “responsabilidad ante la historia y frente a sus hijos y nietos”.

“La Argentina no va a caer en default porque allí entran los que no pagan y la Argentina pagó”, sostuvo la mandataria como argumento.

“Y no va a pasar por una razón sencilla, elemental… Van a tener que inventar un nombre nuevo que refleje que un deudor pagó, que alguien lo bloqueó y que no dejó que ese dinero llegue a terceros”, desafió.

La presidenta lo dijo al hablar en la inauguración de la planta de Yamaha en Gral Rodríguez.

Negociaciones

Pese al tono enfático de su discurso, la Jefa de Estado sostuvo inmediatamente que “vamos a seguir hablando, vamos a ir cuántas veces sea necesario adonde tengamos que ir, pero con nuestras razones”.

La Presidenta se refirió al litigio que la Argentina tiene con los holdouts en los tribunales de Nueva York al pronunciar un discurso en la localidad bonaerense de General Rodríguez.

Allí, remarcó la posición oficial en momentos en que el juez Thomas Griesa exhortó a la Argentina y a los holdouts a mantener negociaciones “hasta que se alcance un acuerdo”.

La mandataria refutó también a quienes sostienen que la Argentina no muestra predisposición a una negociación.

“Nos cansamos de recorrer el mundo negociando durante los canjes 2005 y 2010. Y si no les alcanza ahí tienen las negociaciones con Repsol, el Club de París y el Ciadi”, graficó.

En ese marco, remarcó que “esta Presidenta no va a firmar nada que comprometa el futuro de las próximas generaciones, como hicieron otros que firmaron cualquier cosa y después tuvimos que venir nosotros a hacernos cargo”.

Acto seguido, reiteró las consecuencias que pudiera sufrir el país si se viola la cláusula Rufo.

“Si uno viola esa cláusula se cae toda la reestructuración”, afirmó, al tiempo que reiteró que “no me van a hacer firmar cualquier cosa, amenazándome con que se va a venir el mundo abajo”, recordando los tiempos del megacanje y el corralito.

La Presidenta reiteró que se le había propuesto a los holdouts que, ya que no creían en los argumentos de la Argentina, que sean ellos quienes “tomen un seguro contra la cláusula Rufo” y recalcó que la respuesta a esa propuesta fue “el silencio”.

“Tengo confianza en que vamos a poder sortear las dificultades con éxito” se esperanzó y remarcó que “mientras sea Presidenta no voy a dejar embargar nuestra soberanía”.

“Les pido a los argentinos mucha unidad nacional. No importa si no están de acuerdo con el Gobierno. En lo que tenemos que estar de acuerdo es en no volver para atrás en cuanto a la deuda externa”, insistió.

Dejar un Comentario