Luis Suárez, Nueve partidos internacionales y cuatro meses de inhabilitación por su mordisco a Giorgio Chiellini

El castigo más inclemente en la historia de la Copa del Mundo llenó de enojo a todo Uruguay. Nueve partidos y cuatro meses de inactividad para Luis Suárez por el mordisco a Giorgio Chiellini en Natal. El delantero uruguayo no podrá jugar los próximos nueve partidos internacionales de su selección y durante cuatro meses estará inhabilitado para la práctica del fútbol y ni siquiera podrá acceder a un estadio. Además, deberá pagar una multa de 82.000 euros. Una sanción ejemplar de la FIFA, superior incluso a la impuesta en 1994 a Mauro Tassotti, al que le cayeron ocho, tras su recordado codazo a Luis Enrique. El cabezazo de Zidane a Materazzi se quedó en tres.

Hay que recordar que Suárez, con contrato en Anfield hasta 2018, ya protagonizó incidentes similares en la Premier y en el Ajax, su anterior equipo. Esta reincidencia pareció pesar en la decisión del Comité de Disciplina, según dejó intuir su presidente, Claudio Sulser. “Este Comité ha tenido en cuenta todos los elementos del caso y el grado de culpabilidad de Luis Suárez de acuerdo con lo estipulado en el Código Disciplinario”, detallaba el comunicado.

“No se puede tolerar este tipo de comportamiento en un terreno de juego, especialmente cuando millones de personas tiene la vista puesta en los jugadores”, argumentó el Comité de Disciplina, reunido en Río de Janeiro.

La cumbre contó con la presencia de la plana mayor de la FIFA, salvo su presidente, Joseph Blatter, que se había desplazado a Manaos para ver en directo la victoria de Suiza ante Honduras (3-0). El comunicado de la Comisión Disciplinaria de la FIFA considera “culpable al futbolista Luis Suárez de haber violado el art. 48, apdo. 1d del Código Disciplinario de la FIFA (CDF) al agredir a otro jugador, y el art. 57 del CDF por haber cometido una ofensa a la deportividad contra otro jugador”.

“Se suspende al jugador Luis Suárez por nueve partidos oficiales. El primer partido al que se aplicará la sanción será el próximo encuentro de la Copa Mundial entre Colombia y Uruguay, que se disputará el 28 de junio”, indica. “En virtud del art. 38, apdo. 2a del CDF, el resto de la sanción se aplicará a los siguientes partidos de Uruguay en el Mundial si esta selección sigue avanzando en el torneo o a los siguientes partidos oficiales de la selección uruguaya”, explica.

De acuerdo con el art. 22 del CDF también se le prohíbe durante cuatro meses “a ejercer cualquier clase de actividad relacionada con el fútbol (administrativa, deportiva o de otra clase)”. Igualmente, en aplicación del art. 21 del CDF, “se prohíbe asimismo a Luis Suárez entrar en los recintos de todos los estadios durante el periodo de duración de la prohibición (v. punto 3). El jugador tampoco podrá entrar en los recintos del estadio en el que la selección uruguaya dispute un encuentro mientras esté cumpliendo con los nueve partidos de suspensión (v. punto 2)”.

Apelación inmediata

La indignación no se hizo esperar en el Hotel Serhs de Natal, lugar de concentración de La Celeste. Dos días antes de su histórico regreso a Maracaná, donde jugará frente a Colombia en octavos, el conjunto de Tabárez se queda sin su mejor futbolista, autor de dos decisivos goles a Inglaterra.

La delegación uruguaya considera “absolutamente exagerada” la sanción y apelará en las próximas horas: “Para apelar son tres días, lo vamos a hacer inmediatamente, a última hora de hoy vamos a presentar la apelación”, anunció el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdez, que sin embargo descarta una retirada de la competición como protesta. “Hay que tomar decisiones con la razón, no con el corazón. El corazón está afectado, de todo el pueblo uruguayo. Recibimos cientos de mensajes que realmente demuestran el sentimiento. Verdaderamente es un tema muy complicado, pero sí sabemos que Uruguay tiene que seguir en la Copa del Mundo“, añadió.

El dirigente calificó de “absolutamente exagerada” la medida de la comisión de disciplina de la FIFA y alegó que “no había prueba contundente para sanción tan dura”. Valdez reveló que los dirigentes uruguayos le pidieron a Blatter “una ley pareja para todos”. “Hemos visto jugadas más agresivas en las que el tribunal no ha actuado con esa severidad“, agregó.

El ariete del Liverpool ya fue sancionado con diez partidos tras morder en el brazo al jugador del Chelsea Branislav Ivanovic en un partido de la Premier League de hace dos temporadas. Anteriormente, cuando militaba en el Ajax en 2010, Suárez ya había recibido un castigo de siete partidos por morder al jugador del PSVOtman Bakkal.

En definitiva, un castigo implacable para el ‘Pistolero’, que compromete además su futuro a corto plazo, ya que en las últimas semanas se rumoreó con insistencia su posible traspaso al Barcelona por un montante cercano a los 100 millones de euros. Se trata, como queda dicho, de la sanción más dura en la fase final de una Copa del Mundo.

Dejar un Comentario