¿Por qué aprieto los dientes?

¿Por qué aprieto los dientes?

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin propósitos funcionales. Suele afectar entre un 10% y 20% de la población; afectando a adultos o niños y a ambos sexos por igual. Aunque la edad más frecuente se encuentra entre los 17 a 20 años, y la remisión o desaparición espontánea suele producirse después de los 40; o puede desaparecer por sí solo en cualquier momento de la vida.

Contrario a la creencia, el bruxismo no es causado por parásitos intestinales. Su origen es local, con desencadenantes que suelen ser producto de estados de ansiedad.

Tambien te puede Interesar: QUE ES DROPSHIPPING Y COMO COMENZAR

Podríamos definir el bruxismo como un movimiento parafuncional (patrón de contracción muscular anormal) que ocasiona un contacto dentario distinto a los de la masticación y deglución; se aprietan o se sujetan fuertemente los dientes o se hacen deslizar de atrás hacia adelante uno sobre el otro. Al apretar los dientes se ejerce presión sobre los músculos, tejidos y estructuras alrededor de las mandíbulas, los cuales causan problemas en la Articulación Temporo Maxilar (ATM o unión de la mandíbula y el cráneo); esto provoca que los dientes duelan, se aflojen y puedan llegar a pulverizarse literalmente o desgastarse.

Ansiedad, estrés y tensión; dolor de oídos, dolores de cabeza, trastornos del sueño, depresión, sensibilidad muscular, sobre todo en las mañanas; insomnio, dolor e inflamación de la mandíbula; desgastes dentales, dolor facial, encías retraídas y dientes fracturados. Si el bruxismo es tratado a tiempo no es un trastorno peligroso, si se permite que evolucione tendríamos desgastes irreversibles a nivel dentario y de los músculos de la cabeza y cuello.

Dejar un Comentario