A tres años del cepo al dólar, Capitanich defendió su uso para garantizar la “equidad distributiva”

Tres años se cumplen este martes desde que el Gobierno empezó a aplicar las primeras restricciones a la compra de dólares. Pero en el kirchnerismo no se arrepienten. “Consideramos que es absolutamente imprescindible observar esta política de prevención sistémica frente a un contexto internacional de crisis. Pareciera que cualquier análisis que se hace en la Argentina prescinde de lo que pasó con la caída de Lehman Brothers”, justificó esta mañana Jorge Capitanich.

En la conferencia de prensa que da cada mañana en Casa Rosada, el jefe de Gabinete defendió la medida como una forma de asegurar “la sustentabilidad macroeconómica del país y la administración de sus divisas” para dedicarlas a tres áreas deficitarias de la economía: el sector automotriz, que requiere importar gran cantidad de autopartes; el sector energético, que no puede cumplir con la demanda actual y debe traer energía del exterior, y el sector de electrodomésticos, que requiere de gran cantidad de insumos externos.

Gracias a esas medidas, Capitanich señaló: “En 2013, a través de estas políticas activas se logró un crecimiento de tres por ciento. Este año hemos tenido mayores dificultades para ello, pero siempre en un contexto en el que las políticas activas han permitido fortalecer la inclusión social y generar la sustentabilidad del desarrollo productivo, atendiendo a las demandas de las pequeñas y medianas empresas”.

“Esa es la definición: se adoptaron múltiples decisiones tendientes a preservar la inclusión social, el desarrollo productivo y la equidad distributiva“, concluyó al respecto.

Dejar un Comentario